Ir a la barra de herramientas

¿Cómo planificar tu huerto? ¡Lo que debes saber!

Para tener un huerto exitoso no hay que ser un experto, pues solo basta con contar con una planificación acertada. Para ello, es preciso considerar la distribución de las plantas, acceso a la luz solar, tipos de riegos, ciclos de vida, prevención a las plagas ¡y mucho más! Descubre a continuación, todo lo que debes tener en cuenta para planificar tu huerto en casa.

Cómo planificar tu huerto paso a paso

La planificación es la mejor forma de disminuir el margen de error, pues bien, cuando se trata de algunos cultivos, esto puede marcar la diferencia al momento de obtener una cosecha exitosa. A continuación, los principales factores que debes considerar para planificar tu huerto en casa:

Acceso a la luz

En este caso, al momento de diseñar un huerto, los especialistas recomiendan tomar una orientación al sur. De esta forma, al colocar las plantas con mayor altura de cara al norte se reduce la posibilidad de proyectar sombras en los demás cultivos.

Prepara el sustrato

Un buen sustrato debe proveer a la planta de todos los nutrientes necesarios para su desarrollo, en este sentido, puede estar compuesto de uno o varios materiales, por ejemplo, compost casero, humus de lombriz, corteza y más. En cuanto a sus características, debe retener el agua pero contar con la suficiente aireación para evitar su estancamiento.

planificar huerto

Separación de cultivos

Esta es una de los pasos más importantes en la planificación, ya que se deben tener en cuenta varios aspectos, por ejemplo, las necesidades de riego de cada planta, la salud de las raíces, el volumen de sustrato y el crecimiento en general.

Ahora bien, el distanciamiento correcto debe ser el suficiente para que las raíces no choquen entre sí y, a su vez, para que la planta tenga la aireación y acceso a la luz solar que necesita. Se pueden considerar las siguientes referencias:

  • Para la mayoría de las variedades de tomate la distancia correcta es de aproximadamente 50 centímetros entre planta.
  • En el caso del ajo, bastará con una separación aproximada de 10 centímetros.
  • Para sembrar lechugas, lo ideal es mantener una separación de 15 a 20 centímetros.
  • En cuanto a las zanahorias, solo se necesita una distancia de 15 centímetros.
  • Para plantar calabazas, se requiere al menos un metro de separación.
  • En el caso de los pimientos, solo se necesita una distancia de 40 centímetros.
  • Para sembrar patatas, lo más indicado es separarlas a 40 centímetros de distancia.

Ciclos de vida

El ciclo de vida de una planta determina las temporadas más favorables para la siembra, germinación, trasplante o cosecha. De esta forma, es posible obtener el mayor rendimiento en todo el cultivo, ya que el resultado serán plantas más sanas y fuertes.

Ahora bien, desconocer esta información puede traer como consecuencia mayor probabilidad de plagas o enfermedades o poca productividad en la cosecha. Pues bien, en muchos casos, los ciclos de vida están determinados por las condiciones climáticas más favorables para la planta.

En cuanto a la planificación de un huerto en casa, esta información será de utilidad para saber cuánto tiempo le tomará a tu cultivo dar los frutos esperados. Además, es una excelente forma para prepararte para la cosecha.

Cerco vivo

Se conoce como cerco vivo a aquellas especies de plantas aromáticas que se siembran de manera estratégica para proteger al resto del cultivo, es decir, con el fin de mantener alejadas a posibles plagas. La buena noticia es que se pueden sembrar directamente en la tierra o en macetas.

Recomendaciones para la planeación de un huerto

Si eres principiante, estos consejos te ayudarán a planificar tu huerto de forma más efectiva, ¡toma nota!:

  • Realiza planos de tu cultivo: de esta forma podrás obtener una planificación gráfica del espacio disponible. Además, será mucho más sencillo obtener la distribución acertada que te permita sacar el mayor provecho de tu huerto.
  • Planifica tu calendario de siembra: una vez que conoces el ciclo de vida de tus cultivos, podrás organizar un calendario de siembra que te permita reconocer las temporadas de trasplante y cosecha.
  • Establece tareas mensuales de mantenimiento: el éxito de un huerto depende, en gran medida, de su mantenimiento, es por ello que necesitarás organizar tareas de limpieza, inspección, fertilización y prevención de plagas.
  • Prepara un kit básico de herramientas: para cumplir con todas las tareas de mantenimiento de tu cultivo, necesitarás las herramientas apropiadas de jardinería, por ejemplo, pala, azada, laya, escardillo, tijera, rastrillo, bandejas o plugs de siembra, pulverizador y regadera.

Para más recomendaciones sobre cómo planificar tu huerto urbano, no dejes de leer los siguientes artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *