Ir a la barra de herramientas

Aprende cómo sembrar girasoles en casa ¡paso a paso!

Los girasoles son excelentes opciones para decorar el jardín, debido a que son plantas resistentes y fáciles de cultivar. Si quieres aprender cómo sembrar girasoles en casa de la forma más sencilla, no te pierdas los detalles a continuación.

Cómo sembrar girasoles paso a paso

Bien sea que quieras sembrar girasoles en macetas o en el suelo, resulta indispensable contar con suficiente espacio, pues, si algo caracteriza a estas flores es que suele alcanzar un tamaño alto. De hecho, según la variedad, algunos girasoles superan algunos metros.

A continuación, cada uno de los pasos para aprender cómo sembrar girasoles con éxito:

Primer paso: Seleccionar el lugar más indicado

Para ello, se deben tener en cuenta todas las necesidades de esta planta. Por ejemplo, los girasoles son plantas de verano, lo que quiere decir que deben ubicarse en lugares con amplio acceso a la luz solar, preferiblemente de manera directa.

De la misma forma, son plantas que no toleran el exceso de humedad. Por lo tanto, además de la luz solar directa, necesitarán de un suelo con un drenaje óptimo.

Segundo paso: Prepara el suelo

Para que los girasoles puedan crecer en las mejores condiciones, necesitarán de un suelo rico en nutrientes. Esto se obtiene de forma natural a través del compostaje casero. Con este procedimiento podrás reutilizar materia orgánica para darle vida a tus plantas.

pasos para sembrar girasoles

Tercer paso: Sembrar girasoles

Antes de comenzar con este paso, es importante tener en cuenta la fecha de siembra del girasol, la cual corresponde a finales del mes de marzo y durante todo el mes de abril.

Dicho esto, hay dos opciones al momento de la siembra. En primer lugar, puedes sembrar la semilla de girasol directamente en el campo, a una profundidad de 2.5 centímetros. Pues bien, se trata de un semilla de gran tamaño que no tendrá mayores obstáculos al momento de su germinación.

Por otro lado, también es posible sembrar en semilleros. Sin embargo, se debe tener en cuenta que la semilla de girasol suele crecer y generar grandes raíces. Por lo tanto, necesitará de un pronto trasplante.

Ahora bien, si deseas sembrar varias semillas simultáneamente, lo más recomendable es realizarlo con una separación de 15 a 20 centímetros de distancia. En el caso de hacer filas, estas deben separarse por 60 centímetros. Recuerda que los girasoles alcanzan gran tamaño y requieren plena luz del sol.

Por ejemplo, las plantas de girasol pueden alcanzar en promedio 1.5 a 2.5 metros. Con una cabeza de 25 centímetros de ancho.

Cuarto paso: cuidados de los girasoles

Una vez que la planta comienza a crecer, notarás que no requiere de mayores cuidados. Sin embargo, hay ciertos aspectos que puedes tener en cuenta. Por ejemplo, al ser una planta que crece de forma vertical, necesitará de un soporte al momento de mantenerse firme para evitar dañarse con el viento. En este sentido, un soporte ideal puede ser una caña de bambú.

Por otro lado, es de suma importancia evitar la aparición de malas hierbas. Debido a que estas no solo suelen deteriorar el estado de la planta, a su vez, aumentan las posibilidades de atraer plagas o enfermedades. En el caso específico del girasol, las malas hierbas suelen competir con esta planta de rápido crecimiento.

Finalmente, el cultivo de girasoles requiere de un riego constante pero no excesivo. Para ello, un consejo es dejar que el suelo se seque entre un riego y otro. Pues bien, el exceso de humedad es la causa más común de deterioro en estas plantas.

cuidados de los girasoles

¿Cómo sembrar girasoles en macetas?

Si quieres aprender cómo sembrar girasoles en macetas debes tener en cuenta que el procedimiento es similar al anterior. A continuación, algunas consideraciones específicas:

  • La maceta se debe ubicar con acceso a la luz solar de forma directa. Puede ser en el exterior o en interiores mientras sea balcón o terraza.
  • El tamaño de la maceta es fundamental, preferiblemente optar por la de mayor dimensiones. Pues bien, los girasoles son plantas de crecimiento rápido que suelen alcanzar gran tamaño.
  • Seleccionar la variedad de girasol más recomendable para sembrar en macetas, por lo general, son aquellas plantas que suelen crecer hasta medio metro.
  • El suelo de la maceta se debe preparar para que obtenga un óptimo drenaje.
  • Al igual que la siembra de girasoles en el campo, el riego debe ser constante pero evitando el exceso de humedad.

Para más detalles sobre cómo sembrar girasoles en macetas, no dejes de ver el siguiente video:

¿Cómo recolectar semillas de girasol?

Una señal de que es momento de recolectar semillas de girasol es cuando la cabeza de la planta comienza a caerse, para este momento, las semillas comenzarán a tomar un color marrón.

En este sentido, hay dos formas de recolectar las semillas de girasol. La primera consiste en sacarlas cuando se encuentren maduras, por ejemplo, cuando comienzan a aflojarse por sí solas. En este caso, se recomienda cortar el tallo unos 2.5 centímetros por debajo de la cabeza y frotar la semillas con la mano. Una vez completada la recolección, se deben dejar secar.

La segunda forma consiste en recolectar semillas cuando dos tercios de la misma se encuentre madura. En este caso, se debe cortar un trozo más largo de tallo y posteriormente envolver la cabeza con una bolsa de papel. Esto se debe colgar en un área con suficiente ventilación durante 7 días.

Indistintamente del método aplicado, las semillas de girasol se puede utilizar de forma inmediata o ser almacenadas. Para su almacenamiento se recomienda un recipiente hermético, de esta forma, podrán mantenerse en el mejor estado durante un año.

beneficios de los girasoles

Beneficios de las semillas de girasol

Gracias a las propiedades de las semillas, entre sus beneficios se puede mencionar:

  • Son ricas en proteínas las cuales contienen aminoácidos, entre los cuales se puede mencionar el triptófano. Este es el responsable de la producción de serotonina. Por lo tanto, el consumo de semillas de girasol se asocia con un mejor estado de ánimo.
  • De la misma forma, el triptófano regula el apetito, por lo tanto, las semillas de girasol son recomendadas para bajar de peso.
  • Igualmente, el triptófano se relaciona con una mejor síntesis de melatonina, hormona que regula el sueño. Por ello, se recomienda para dormir mejor.
  • Las semillas de girasol son ricas en zinc, el cual es un mineral importante para la fertilidad masculina.
  • Por otro lado, las semillas de girasol son una fuente importante de ácido fólico, por este motivo, son ampliamente recomendadas durante el embarazo.
  • Las semillas de girasol son excelentes aliadas al momento de mejorar la salud del cabello, ya que entre sus componentes se encuentra la biotina y vitamina B.
  • Las semillas de girasol son ricas en calcio, en este sentido, son ideales para mantener una óptima salud ósea.

Para más información sobre agroecología, no dejes de ver los siguientes artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *