Ir a la barra de herramientas

Cultivo de brócoli: cómo sembrar, cuidados y más

El brócoli es una de las verduras más indispensables en nuestras dietas. Posee una alta popularidad por ser una gran fuente de vitaminas y por contener propiedades anticancerígenas. En el día de hoy aprenderemos a cómo realizar un cultivo de brócoli en casa paso por paso para que nunca nos falte esta verdura de gran valor en nuestros hogares.

Pasos para el cultivo de brócoli

Antes de adentrarnos con el tema sobre el cultivo de brócoli conozcamos brevemente sobre esta planta.

Es una planta caracterizada por tener un aspecto físico con cabeza de flor carnosa. A su vez, es de color verde y posee una forma similar a la de un pequeño árbol con un grueso talla.

Tiene una gran semejanza con otra planta de su misma categoría, la coliflor. Sin embargo, esta es de color blanco mientras que el brócoli es verde.

Para llevar a cabo un cultivo de brócoli debemos de tomar en cuenta que es una planta que crece en sitios de climas frescos. Es por este motivo que es una planta que se cultiva durante la época del verano.

Primer paso: siembra del brócoli

Primero debemos de elegir un sitio ideal para el cultivo de brócoli. Como se ha mencionado anteriormente, estos crecen en climas frescos.  Por lo tanto, se recomienda que el cultivo de brócoli esté al aire libre y que cuente con luz solar directa. Al mismo tiempo es preferible que durante algunas horas del día tenga sombra.

El brócoli es una planta que podemos sembrar en cualquier temporada del año. Su motivo viene dado, ya que es capaz de soportar temperaturas altas y bajas con los buenos cuidados. Sin embargo, en caso de sembrar brócoli durante la temporada primaveral evitemos que su crecimiento coincida con las oleadas heladas y los meses calurosos.

A la hora de medir la profundidad esta debe colocarse dos o tres veces por debajo del suelo con lo que respecta al tamaño de la semilla. Por lo general, esta profundidad llega hasta los 2 centímetros.

Si sembraremos varias semillas deberemos de realizar agujeros del tamaño de la semilla. Todos los agujeros deben estar separados por 15 centímetros de distancia. Se recomienda colocar dos o hasta tres semillas por cada agujero y luego cubriremos con tierra.

Por último, aplanaremos bien la tierra del suelo evitando tocar las semillas y añadiremos con abundante agua.

Cosecha de brócoli

Segundo paso: cuidados del brócoli

Comenzaremos hablando sobre el tema del riego sobre nuestro cultivo de brócoli. El tipo de riego debe de ser frecuente. Tendremos que estar seguros de que nuestro cultivo esté drenando de forma correcta el agua para evitar los charcos o formación de barro. Lo más recomendable es regar una cantidad de 4 cm de agua semanalmente.

Cabe destacar que a la hora de regar evitemos mojar las hojas. Si se presenta este caso podremos poner en riesgo la salud de la planta, ya que se producirían plagas. De igual forma, es válido instalar un sistema de riego por goteo si es necesario. 

Siguiendo con los cuidados, semanalmente observaremos y detallaremos bien nuestro cultivo de brócoli para detectar presencia de plagas no deseadas.

Otros de los datos para tomar en cuenta a la hora de tener un cultivo de brócoli son sus exigencias. Estas plantas poseen una gran exigencia con lo que respecta a los nutrientes. Generalmente necesitan de mucho potasio y nitrógeno.

Ahora, ¿cómo podemos brindarle potasio y nitrógeno a nuestro cultivo?

El potasio lo obtenemos a partir de la cáscara de plátano. Este lo ponemos a hervir, luego dejamos reposar en agua fría y lo colocamos en la tierra donde se encuentra nuestro cultivo. Mientras tanto, para el nitrógeno podemos emplear restos de leguminosas. De igual forma se puede tomar en cuenta la opción de sembrar guisantes o judías verdes muy cerca del brócoli.

Por último recomendamos la aplicación de un sustrato sobre la tierra. Este trabajaría con la función de retener la humedad a la vez que mejorar el sistema de drenaje de la tierra. Gracias a esto se evitarán la producción de charcos no deseados sobre nuestro cultivo.

En resumen, el cuidado del cultivo de brócoli se basa en:

  • Mantener la tierra con nutrientes para las plantas.
  • Riego frecuente pero sin producir charcos.
  • El suelo debe tener buen sistema de drenaje de agua.
  • Un clima cálido y fresco.

cosecha de brócoli

Tercer paso: cosecha y almacenamiento

Para finalizar con los pasos para elaborar un cultivo de brócoli hablamos sobre su cosecha y cómo podemos almacenarlo.

A la hora de cosechar brócoli podemos cortarlo con ayudas de tijeras de podar o un cuchillo que esté afilado. Se realizará un corte en el tallo de forma diagonal a la vez que mantenemos firme la planta para evitar lastimarla.

Una recomendación cuando vamos a llevar a cabo el corte para cosechar el brócoli es hacerlo con un ángulo. Al momento de cortar con un ángulo de inclinación podremos hacer que la planta siga manteniendo el agua que hay dentro de ella.

De igual forma, el corte que elaboraremos tendrá que en el punto donde el brote y el tallo están unidos con la planta. Evitemos romper la cabeza de nuestro brócoli. 

Siguiendo con estos parámetros podremos lograr un excelente corte y que en algún futuro se presenten nuevos crecimientos de brócoli. Podemos favorecer esto si tras la recolección le añadimos compost a nuestra planta. Gracias al compostaje podemos hacer que el cultivo tome inicio para nuevos y más brotes. 

No está de más mencionar que en los cultivos de brócoli, las plantas pueden dar brotes nuevos desde dos hasta tres veces. Esto dependerá de los cuidados del cultivo y la época del año que se encuentra.

Cabe destacar que cuando vayamos a cosechar el brócoli la temperatura del ambiente no esté tan elevada.

Para cerrar con la cosecha del cultivo de brócoli se recomienda evitar que los brotes comiencen a perder su tono verde oscuro. Llegará un momento en que si no se han cosechado, comienzan a crecer flores amarillas o verde claro. Esto significaría que los brócolis están comenzando a perder sus proporciones de nutrientes.

Con respecto al tema del almacenamiento mencionamos que apenas cosechamos el brócoli debemos de refrigerar inmediatamente. Gracias al frío de la nevera nuestro brócoli puede extender la duración tras la cosecha.

¿Cuánto tiempo tarda en crecer el brócoli?

Por lo general, el cultivo de brócoli puede tardar en crecer unos 60 días tras plantar las semillas. Siendo este factor considerado como una planta que no tarda tanto tiempo en otorgar los brotes.

Para saber que el brócoli está ya madurado observaremos que la forma de árbol ya es muy notoria. Al mismo tiempo, los otros brotes ya están completamente cerrados. De igual forma, el cultivo de brócoli ya cuenta con su clásico tono de color oscuro y al momento de tocarlos se sientan rígidos.

Beneficios del brócoli

Como se ha mencionado en diversas ocasiones anteriores, el consumo del brócoli trae una gran cantidad de beneficios para la salud. Por lo tanto, a continuación conoceremos cuáles son las ventajas al añadir el brócoli en nuestra dieta.

Entre las principales propiedades del brócoli se encuentran componentes anticancerígenas. El brócoli es un influyente agente a la hora de luchar en contra de varios tipos de cáncer. Entre los que más destacan se ubica el cáncer de útero, mama, próstata, hígado y riñones. Las propiedades anticancerígenas se ven potenciadas gracias a las vitaminas A, C y E que se ubican en el brócoli.

Continuando de esta manera hablamos sobre la relación del brócoli y el corazón. Se ha determinado que gracias al consumo del brócoli se reducen los niveles de colesterol malo de nuestro cuerpo. A su vez cuenta con altos contenidos de fibra que son relevantes a la hora de enfermedades cardiovasculares.

No está de más mencionar que el brócoli es capaz de desintoxicar nuestro organismo. Esto viene dado, ya que posee antioxidantes que luchan para eliminar las toxinas, ácidos úricos y nos permite purificar la sangre y la piel.

Por otro lado, el brócoli fortalece nuestros huesos. La razón de esta ventaja es gracias a las propiedades de calcio, fósforo, magnesio y zinc que se ubican en el brócoli.

Para finalizar, este alimento es capaz de prevenir el estreñimiento. Nuevamente, gracias al contenido de fibra del brócoli se puede lograr combatir contra el estreñimiento. De igual forma, su consumo ha demostrado que ayuda a prevenir problemas estomacales tales como la acidez, inflamación, etc. También se destaca como alimento que mejora los procesos digestivos.

Para más información sobre el cultivo de alimentos de forma orgánica, no te pierdas los siguientes artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *