Ir a la barra de herramientas

Lista de los mejores fertilizantes orgánicos caseros

Los diferentes tipos de plantas y sembradíos que cultivamos en nuestros jardines, necesitan una serie de vitaminas y nutrientes. Para que estas puedan crecer de una manera eficaz. Y de esta forma desarrollarse saludablemente. Es por esto que en esta ocasión te traemos los 10 fertilizantes orgánicos caseros más eficaces para cuidar tus cultivos.

¿Qué son los fertilizantes orgánicos caseros?

Aunque primeramente, es necesario saber en qué consisten este tipo de fertilizantes y cuál es su función al ser aplicados en nuestros cultivos.

Pues los fertilizantes orgánicos cumplen el objetivo de aportar a nuestros cultivos algunos nutrientes y vitaminas extras. Los cuales les permiten crecer más rápidamente. Y con una mayor fortaleza en su desarrollo. De este modo, podremos obtener así una cosecha más provechosa.

Sin embargo, existen varios tipos de fertilizantes. Y muchos de ellos resultan ser de fabricación de procedencia química y dañina para la salud del medio ambiente. Por lo tanto, también para la salud de nuestro propio organismo.

Y por esta razón, los fertilizantes orgánicos caseros, son aquellos que no representan algún daño para la salud del medio ambiente. Ya que su procedencia es originada de la misma naturaleza. Y por lo tanto, no existe una mezcla entre químicos dañinos y nuestros cultivos.

Tenemos acá una lista de los 10 mejores fertilizantes orgánicos caseros para plantas para que puedas impulsar el crecimiento y desarrollo de tus cultivos. Por supuesto, de una manera amigable con el medio ambiente.

lista de los mejores fertlizantes orgánicos

Estiércol

No existe una forma más eficaz de nutrir nuestro cultivo que empleando el uso del estiércol. Y es que es posible encontrarlo en tiendas donde su comercialización esté bajo una venta especializada, y hasta puedes hacerlo tú mismo, consiguiéndolo en animales de granja.

El estiércol de los conejos, gallinas y cabras resulta ser una excelente opción para nutrir el terreno de tus cultivos, gracias a que estos contienen los valores más elevados en lo que se refiere a nitrógeno.

Sin embargo, los demás tipos de estiércol pertenecientes a otras especies de animales, generalmente, tienen que pasar por un proceso de tratado antes de ser aplicados, lo que comúnmente llamamos como compostaje.

Humus de lombriz

Este resulta ser de los abonos con mayor calidad en este campo de los que pueden ser aplicados al terreno de nuestros cultivos. La parte más provechosa de esto, es que el Humus de lombriz podemos conseguirlo completamente de forma gratuita.

No necesitamos un mayor trabajo que el de encontrar lombrices rojas californianas, y aplicar un buen cuidado para que la cría de esta especie nos produzca este tipo de abono orgánico casero, gratis y con beneficios a nuestros cultivos.

Estimulante de raíces de lentejas

Las raíces debajo de los terrenos de nuestros cultivos pueden crecer de una forma más efectiva si aplicamos el uso de un enraizante natural, hecho con lentejas, sin necesidad de tener que adquirir la compra de algún compuesto químico tóxico.

Supone también un ahorro económico y de peligros para el medio ambiente y nuestros cultivos, de una manera eficaz, fácil y veloz.

Té de plátano

Este té de plátano nos permite obtener el potasio necesario para el cultivo de nuestros sembradíos. Existen varios tipos de plantaciones que requieren el suministro de potasio, como por ejemplo las zanahorias, habas, entre otras.

Así como también, suele ser de gran normalidad que en la temporada de florescencia se aplique este té, debido a que primordialmente es el momento en el que la siembra requiere más obtención de potasio para que esta pueda florecer.

La aplicación de este tipo de abonos, de manera quincenal, bastará para aportar las vitaminas y nutrientes necesarios para el crecimiento y desarrollo de la planta.

Fertilizantes con retazos de hierbas

Si tú jardín no posee un color verdoso en sus hierbas como lo desearías, no tienes que preocuparte, puedes usar los retazos de hierba recién podada, la cual cuenta con una rápida descomposición, para nutrir el terreno de nuestro cultivo con los aportes necesarios.

Este tipo de fertilizantes forma parte del conjunto de fertilizantes orgánicos caseros líquidos. Solo consigue un envase de alrededor de veinte litros con los retazos de hierba, agrega un poco de agua y espera a que la concentración repose uno o un par de días.

Ahora disuelve la mezcla en un vaso de hierba líquida con unos diez vasos de agua y disponlo todo en el terreno de tu cultivo.

Fertilizante con café

Este tipo de fertilizante lo aplicaremos con el uso de los granos de café. Por lo tanto, si eres un amante del café o tú y tu familia suelen consumirlo comúnmente en reuniones o en sus casas, te recomendamos que te deshagas de los restos de café.

Esto debido a que el café resulta funcionar como una gran surtidora de nitrógeno al suelo, siendo altamente rico en valores antioxidantes.

Para llevar a cabo la fertilización, solo debemos esparcir los granos de café sobre la composta o esparcirla de manera directa a la tierra donde crecen nuestros cultivos.

cafe para abono orgánico

Fertilización con cáscaras de huevos

Las cáscaras de huevos, resultan ser, pues, un factor que actúa de manera efectiva en nuestro jardín. De hecho, cuentan con un doble beneficio, pudiendo usarse a manera de fertilizante o a manera de repelente. Pudiendo también ser trituradas o troceadas.

Podemos esparcir las fracciones de las cáscaras de huevos en la base del cultivo o a manera de bordeado, formando un círculo alrededor de la base del cultivo.

Este tipo de barreras generalmente sirven como protección de especies que puedan perjudicar el crecimiento de los cultivos, esto se produce gracias a que estas especies también obtienen nutrientes de estas plantas, y por lo tanto, dificultan su crecimiento.

Algunas de estas especies resultan ser caracoles y algunas orugas.

El compostaje

Otro tipo de fertilizantes orgánicos caseros, es el compostaje. Sin duda alguna, una de las maneras más fáciles y efectivas para nutrir el terreno de nuestros cultivos en nuestros huertos o jardines.

Haciéndolo más provechoso, necesitando solamente desechos de comida y demás sustancias con altos niveles de nitrógeno, como por ejemplo, las hierbas, hojas o paja.

No es necesario, ni siquiera, estar ubicado en el campo, ya que el compost, por su sencilla preparación, puede emplearse incluso en la ciudad.

Cultivos de Lavanda

El cultivar lavanda, además de los usos que podemos emplear en casa, desde hacer productos de limpieza, hasta productos aromáticos y decorativos, resultan en un gran factor beneficioso para el resto de cultivos próximos.

Esto debido a que la lavanda sirve como atrayente de polinizadores, que nos ayudarán a mejorar e impulsar el aprovechamiento de nuestros cultivos que se encuentren en las proximidades del cultivo de lavanda.

Cenizas de madera

Las cenizas de la madera, resultan ser altas contenedoras de potasio y fósforo. Llevar a cabo la fabricación de un fertilizante casero con alto contenido de fósforo y potasio es bastante fácil.

Simplemente debemos reunir las cenizas de la quema de madera y disolverlas en agua. Seguidamente, podemos proceder a la aplicación del fertilizante, disponiendo la mezcla en la tierra, la cual es la base del cultivo.

Así pues, nos damos cuenta, que podemos suministrarles el cuidado y aporte de nutrientes necesarios a nuestros cultivos sin necesidad de emplear el uso de productos químicos, los cuales resultan ser dañinos y tóxicos para el medio ambiente.

¿Cómo darle vitaminas a las plantas?

El aporte de nutrientes y vitaminas que requieren las plantas y demás cultivos son realmente necesarios para su efectivo crecimiento, desarrollo y próxima cosecha. Esto en particular, en el caso de las plantas de interiores.

Debido a que estas no se encuentran al aire libre y no gozan de los beneficios naturales que normalmente la madre Tierra puede aportarles, necesitan un plus de cuidado para que se puedan desarrollar de manera efectiva.

Y por supuesto, algunas de estas plantas necesitan cuidados más intensivos que otros, sin embargo, no requieren un gran esfuerzo para ello.

Y para esto, no existe mejor opción que aportarles nutrientes y vitaminas de forma natural, las cuales representen beneficiosos resultados en sus desarrollos.

Primeramente, la superficie de la tierra de la maceta debe encontrarse removida de una manera correcta, para que el agua pueda contar con una efectiva filtración. Esto favorecerá los resultados de los nutrientes añadidos al cultivo.

Para poder lograr esto, puedes pinchar la tierra o hacer pequeños espacios a la hora de añadirlo, siempre y cuando prestes suma atención y cuidado, gracias a que puedes perjudicar las raíces, procura tener cuidado cuando lo hagas.

Te recomendamos, de igual manera, agregar una pequeña porción de tierra fresca a la zona más superficial de la maceta. Esto hará que la planta obtenga un plus en el suministro de nutrientes y vitaminas.

Debes tomar en cuenta que los nutrientes que le sean aportados a tus plantas o a tus cultivos sean los correspondientes de acuerdo al tipo de sembradío que poseas. Esto gracias a que no todos los cultivos necesitan la misma cantidad de nutrientes que otros.

El abono debe ser llevado a cabo siempre con los procesos de fertilización correctos, según sea el caso, con el objetivo de que los nutrientes resulten ser más provechosos y cada cultivo pueda crecer y desarrollarse de la manera más efectiva posible.

Para más información no dejes de ver el siguiente video.

Para más consejos útiles sobre huertos ecológicos te recomendamos leer estos artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *