Ir a la barra de herramientas

¿Cómo sembrar berenjenas? Guía definitiva paso a paso

Sembrar berenjenas es ideal si estás iniciando con tu huerto urbano, en primer lugar, porque este super alimento contiene abundante potasio, vitaminas y, principalmente, agua. Por este motivo, es indicado para una dieta saludable. Además, su cultivo es una tarea sencilla, incluso si eres principiante. A continuación, una guía definitiva para sembrar paso a paso.

¿Cómo sembrar berenjenas en casa?

En primer lugar, para sembrar berenjenas debes tener en cuenta la fecha ideal, la cual es entre los meses de marzo y mayo.

Paso 1: La siembra

Lo primero que hay que garantizar es el éxito de la germinación, para ello, se debe mantener una temperatura ideal de 23 °C. Seguidamente, la siembra de berenjenas consiste en abrir pequeños agujeros en el sustrato, de aproximadamente media pulgada, en los cuales se colocará dos semillas.

Posteriormente, cubre las semilla con una fina capa de tierra y procede a regar cuidadosamente. En este paso es importante evitar cualquier posibilidad de encharcamiento de agua. Por este motivo, es importante airear la tierra antes de la siembra, ya que esto mejorará el flujo de agua y de las raíces.

Paso 2: Cuidado de los primeros brotes

Después de la siembra de berenjenas, bastarán de 7 a 1o días para comenzar a ver los primeros brotes. Dado que en el paso anterior se han colocado dos semillas, en el caso de haber germinado ambas, entonces, conserva la más fuerte.

Ahora bien, como parte de los cuidados de las berenjenas, ten en cuenta que crecen en mejores condiciones al aire libre, incluso aunque las hayas sembrado en macetas. Pues bien, necesitan de suficiente exposición a la luz solar.

siembra de berenjenas

Paso 3: Trasplante de berenjena

Este paso se debe llevar a cabo únicamente bajo clima cálido. Lo más indicado es utilizar una pala, con el fin de cavar huecos con cierta profundidad para ingresar el plantel. Ahora bien, otra recomendación es ubicar la plantas con una separación aproximada de 70 centímetros.

Igualmente, en este paso debes asegurarte que el suelo cuenta con los nutrientes necesarios para el desarrollo de las plantas. Preferiblemente, utiliza abono orgánico. Además, debe contar con un óptimo drenaje para evitar encharcamiento de agua.

Paso 4: La poda

Para este momento, las berenjenas irán creciendo y, conforme a ello, se debe ir podando la planta. Esto se realiza con el fin de delimitar los tallos que requieren mayor desarrollo. De esta forma, se obtiene una mejor calidad en los frutos.

Lo primero que debes tener en cuenta para la poda de berenjenas es eliminar cualquier rastro de hoja, tallo o fruto que demuestre mal estado, bien sea por alguna plaga o enfermedad. Además, debes eliminar también las hojas que crecen por debajo de la raíz, ya que esto perjudica el desarrollo general de la planta.

Paso 5: La cosecha de berenjenas

Si has seguido todos los pasos correctamente, entonces, tu siembra de berenjenas dará frutos en cuestión de 60 a 90 días. Para ello, debes tener en cuenta que se recomienda cortar el fruto antes de que alcance su madurez, de esta forma, es probable que pierda parte de sus propiedades.

Para la recolección de berenjenas puedes utilizar una tijera como herramienta, ya que debes cortar por encima del fruto, aproximadamente dos centímetros.

Ahora bien, ¿cómo saber que la berenjena está lista para cortar?, ¡muy sencillo! Solo debes presionar levemente el fruto, si la cáscara se hunde, pero vuelve rápidamente a su posición inicial, entonces, está lista para la cosecha. De lo contrario, si el fruto no se hunde, es probable que debas esperar un par de días más hasta cortarlo. Otra señal de que el fruto está listo es cuando presenta un aspecto totalmente brillante.

Finalmente, se recomienda consumir la berenjena justo después de la cosecha, ya que suelen deteriorarse rápidamente al cabo de 14 días.

cosecha de berenjenas

Mejores condiciones para el cultivo de berenjenas

Además de los pasos que se deben seguir para sembrar berenjenas, este proceso debe ir acompañado con las mejores condiciones para su cultivo, es decir, riego, clima, nutrientes, sustrato y prevención ante posibles plagas y enfermedades.

A continuación, los detalles que debes tener en cuenta para cultivar berenjenas en casa con éxito:

Riego para las berenjenas

Para una cosecha exitosa se necesita un riego abundante de manera regular. Pues bien, el objetivo es que el sustrato se mantenga húmedo en todo momento, sin embargo, evitando el estancamiento de agua. Para ello, puedes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Lo más recomendable es adoptar el riego por goteo, el cual consiste en conducir el agua por una red de tuberías con el fin de que llegue hasta el cultivo en pequeño volumen, pero de forma periódica.
  • Para alcanzar la humedad óptima se debe realizar el riego para las berenjenas aproximadamente cada dos días.
  • Para evitar que el agua se estanque, antes de la siembra debes garantizar el mejor drenaje posible, esto se hace aireando la tierra. Ahora bien, si esta opción no resulta, puedes instalar canaletas para recoger el agua.

Clima ideal para sembrar berenjenas

El cultivo de berenjenas requiere de un clima cálido para una cosecha exitosa. Por este motivo, sigue estas recomendaciones:

  • El cultivo de berenjena necesita suficiente exposición al sol, sin embargo, al sembrar en exteriores debes garantizar el máximo cuidado ante las heladas. Pues bien, es probable que esto perjudique a la planta. Lo más recomendable en este caso es mantener en una zona protegida durante las bajas temperaturas.
  • Por su parte, en cuanto a la exposición al sol, se requieren al menos 10 horas de luz directa.
  • Ahora bien, la temperatura ideal para las berenjenas es desde 25º C hasta 45ºC.

riego de berenjenas

Sustrato para sembrar berenjenas

Las raíces de las berenjenas crecen de forma horizontal, por este motivo, su principal requerimiento en cuanto al sustrato es suficiente espacio. Además de ello, los siguientes consejos serán de gran ayuda para una cosecha exitosa:

  • En cuanto al espacio, en caso de sembrar berenjenas en macetas, se debe contar con un recipiente de al menos 30 litros de capacidad. De la misma forma, la maceta debe ser preferiblemente de cerámica, ya que retiene el calor.
  • El sustrato debe contar con un óptimo drenaje para mantener la humedad necesaria y, al mismo tiempo, evitar estancamiento de agua.
  • Por otro lado, el cultivo de berenjenas es exigente en cuanto los nutrientes, por lo que se debe proporcionar suficiente abono orgánico, especialmente cuando se comiencen a ver los primeros frutos.
  • En cuanto al pH, se recomienda mantener entre los niveles 6 y 7.

Plagas y enfermedades de la berenjena

A continuación, una lista de las plagas y enfermedades más comunes que debes prevenir en tu cultivo de berenjena:

  • Plaga de Escarabajo de la patata: Es un insecto en forma de oruga que se come las hojas. Solo bastará una recogida manual para eliminarlos.
  • Hongo Oídio: Se conoce también como blanquilla o cenicilla, ya que deja una especie de mancha blanca en las hojas, las cuales se deben arrancar para evitar que perjudique el resto de la planta.
  • Plaga de Cochinilla acanalada: Este insecto se alimenta de muchas plantas, pues succiona la savia. Sin embargo, su verdadera consecuencia se basa en la melaza que deja, ya que esta atrae a otras plagas y enfermedades.

Variedades de berenjenas

Uno de los aspectos más importantes al momento de sembrar berenjenas es elegir la variedad indicada, pues aunque el cultivo presenta necesidades generales, se deben tomar en cuenta ciertas especificaciones. A continuación, una lista de las variedades de berenjenas más comunes:

  • Berenjena larga palermitana: Como su nombre lo indica, destaca por su forma alargada. A su vez, cuenta con unas de las cáscaras más oscuras en color violeta. Por otro lado, su pulpa es carnosa con un distintivo sabor picante.
  • Berenjena Morella: Esta variedad suele alcanzar hasta 80 centímetros de altura. Se considera muy productiva con frutos alargados, cilíndricos, de hasta 24 centímetros de longitud.
  • Berenjena belleza negra: Es una variedad que da frutos redondeados, con cáscara brillante, en tonos morados oscuros. En cuanto a su pulpa, es compacta y se distingue por un sabor muy amargo.
  • Berenjena redonda negra: Se considera una de las variedades más productivas en cuanto a la cosecha, ya que sus mejores frutos pueden alcanzar hasta 600 gramos en peso. Igualmente, presenta una cáscara brillante en morado oscuro.

Si quieres agregar otras variedades a tu huerto orgánico, no dejes de leer los siguientes artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *