Ir a la barra de herramientas

Contaminación química: qué es, causas y sus consecuencias

La contaminación química ha sido un problema que poco a poco ha comenzado a preocupar a los científicos y expertos. Este es considerado como otro tipo de contaminación que provoca graves daños a los ecosistemas. Por lo tanto, en este artículo nos dedicaremos a definir su concepto, los ejemplos de este tipo de contaminación y las consecuencias de la misma.

¿Qué es la contaminación química?

Cuando hablamos sobre la contaminación química nos referimos a un tipo de contaminación, la cual se caracteriza por provocar alteraciones en el medio ambiente, dichas alteraciones en la mayoría de los casos son provocadas por agentes externos que ocasionan un grave daño sobre los seres vivos, ecosistemas, aire y/o el agua. 

La contaminación química es considerada como una de las que mayor preocupación provocan. Su motivo se debe a que nos referimos a elementos químicos y tóxicos que pueden ser capaces de transformar por completo un área en específico. De igual forma, el daño que generan llegan a durar muchos años sobre la zona afectada.

No está demás mencionar que la contaminación química está fuertemente relacionada con las industrias que emplean procesos químicos. Esto se debe a que dichas compañías son las responsables de originar sustancias que resultan nocivas y tóxicas para el medio ambiente. 

Por otra parte, los antecedentes de la contaminación química tomaron rumbo a partir de la revolución industrial durante el siglo XVIII. A pesar de tener una historia muy corta, posee casos en los que altera gravemente el balance del medio ambiente.

El origen de la contaminación química comienza cuando los seres humanos realizaron sustancias nuevas y aprendieron a manipular átomos. Conforme ha pasado el tiempo desde la Revolución Industrial, los humanos han realizado miles de experimentos con sustancias que al final resultaron nocivas para el planeta tierra. Evidentemente, la mala responsabilidad sobre dichos experimentos provocó que las sustancias manipuladas químicamente terminaran sobre los ecosistemas.

ejemplo de contaminación química en río

Ejemplos de la contaminación química

Uno de los ejemplos más comunes y clásicos resulta ser la contaminación química en las aguas del océano. Estas son provocadas al momento en el que las industrias químicas botan todos sus sulfatos y sustancias sobre estas aguas. Al momento en el que dichas sustancias se encuentran sobre los océanos se observa una mayor presencia de algunas algas ya que estas toman una mayor sobrealimentación. Cuando se presentan casos abundancia de algas en extremo estas pueden asfixiar a otras especies y desequilibrar la vida marina.

Continuando de esta forma tomamos como ejemplos los pesticidas. Como sabemos, su uso continuo puede provocar diversos problemas. Algunos pesticidas llegan a tener componentes químicos más fuerte que otros, haciendo que duren mayor tiempo sobre los suelos o incluso sobre el aire. 

Siguiendo con el ejemplo de los pesticidas narramos sobre la historia del DDT (dicloro difenil tricloroetano) y su uso durante el siglo XX. Es un componente que se observaba comúnmente en los insecticidas de la época ya que este podría usarse como control en contra de la malaria y la fiebre amarilla. Sin embargo, con el transcurso del tiempo se comprobaron estudios donde se observaba el DDT sobre los alimentos y aguas consumidas por el ser humano, prohibiendo totalmente su uso ya que afectaba el sistema nervioso de los seres humanos.

El siguiente ejemplo en la lista se basa en los desechos comerciales. Este punto se basa en los productos con altos contenidos químicos tales como las baterías, productos en aerosol, desinfectantes. La mayoría de estos productos cuando son desechados y no son tratados adecuadamente llegan al medio ambiente. Sus consecuencias sobre el medio ambiente llegan a ser sumamente graves ya que se originan sustancias químicas nocivas para los seres vivos de los alrededores.

No está demás mencionar a los metales pesados. Dichos metales se pueden ubicar durante los procesos de fabricación de herramientas, tuberías y otros productos con fines industriales. Estos metales pesados con el pasar del tiempo llegan a desprender partículas sobre el aire, agua o suelo que complicarían la salud humana en un futuro. Entre los metales pesados se ubican el plomo, mercurio y el cadmio.

Por último destacamos a los desechos de los medicamentos. Cuando estos son vencidos y no son procesados llegan a convertirse en componentes de mucho peligro para el medio ambiente. Estos medicamentos vencidos no tratados se clasifican como contaminantes bioquímicos.

industria con contaminación química

Contaminación química en los alimentos

En la actualidad existe una constante lucha para evitar la presencia de la contaminación química sobre los alimentos que consumimos diariamente. Como se ha explicado en casos anteriores, los contaminantes químicos pueden durar de poco a mucho tiempo en los suelos, en las aguas e incluso sobre el aire que respiramos. Es por este motivo que los agentes no deseados pueden involucrarse en los alimentos.

A veces es difícil notar a simple vista que un alimento o agua está contaminada, por lo que provocaría una cadena de problemas a futuro. Cuando se presentan los casos de agentes químicos sobre los suelos de cultivos estos se ven afectados gravemente. Las consecuencias más comunes resultan ser la escasa y mala producción de los alimentos cultivados. Evidentemente se corre riesgo en la salud de las personas que lleguen a consumir estos productos.

Los suelos no son los únicos medios de contaminación química sobre los alimentos. También se presentan problemas en la industria pesquera y todos los productos extraídos de esta área. Cada día se suman más los casos de aguas contaminadas por restos de desechos químicos industriales.

Entre las consecuencias que generan las aguas contaminadas por componentes químicos se encuentran la reducción de poblaciones de peces. Cuando existen muchos agentes químicos sobre las aguas, los principales seres vivos afectados resultan ser los crustáceos, bivalvos, moluscos e incluso los peces. Esto aparte de ocasionar problemas con respecto a la cantidad de productos obtenidos del mar también puede generar otras situaciones no deseadas con respecto a la salud de los humanos que consumen algunos de los pocos pescados que se recolectan y venden.

No está demás mencionar que los contaminantes más comunes que se ubican en el pescado resulta ser el mercurio. Mientras tanto, los productos que se ubican en campos de cultivos pueden contaminarse con los metales pesados.

Cabe destacar que existe otra causa que puede originar la contaminación química sobre los alimentos. Dichas contaminaciones se forman tras una mala manipulación con respecto al uso de agroquímicos. A su vez, también se presentan casos de problemas durante los procesos de tratados de los alimentos o una mala higiene durante su manejo.

Cuando se están preparando los alimentos existe la posibilidad de ocurrir una contaminación química sobre el producto. Estos ejemplos llegan a ocurrir cuando el personal presenta un uso excesivo de preservativos o algún otro componente químico.

contaminación química en los alimentos

Casos de contaminación química

En marzo del año 2009 en el Norte de Santander, Colombia, se produce un caso de contaminación química sobre el agua. Este caso comienza cuando se presentó un derrame de crudo que afectó enormemente al río Tibú, provocando que casi 15.000 habitantes del área de Tibú se queden sin el acceso a agua potable durante meses.

En Venezuela es común observar casos de contaminaciones sobre las aguas. Entre las causas que amarran a estos sucesos se pueden ubicar a la descarga de los desechos químicos sobre los ríos y lagos. A su vez se hablan sobre los derrames de petróleo que son un hecho común sobre las aguas costeras de sur-este del golfo de Venezuela.

Para finalizar comentamos sobre el incidente en la Planta Clorados III del Complejo Petroquímico de Pajaritos en el estado de Veracruz, México. Este suceso se dio durante la fecha del 20 de abril del año 2016, cuando se presenta una explosión sobre esta planta petroquímica ocasionando el fallecimiento de al menos 32 personas y dejando un número de 136 individuos heridos. Este caso provocó que las aguas del río cercano al Complejo Petroquímico de Pajaritos se vieran afectada por dichas sustancias.

casos de contaminación química

Consecuencias de la contaminación química

Antes de comenzar a hablar sobre las consecuencias tomaremos en cuenta que las clasificaremos en dos grupos distintos. El primer grupo es sobre las consecuencias químicas sobre el medio ambiente, mientras que el segundo grupo será sobre las reacciones que provoca esta contaminación sobre la salud de los humanos.

Consecuencias sobre el medio ambiente

Una de las consecuencias más frecuentes llega a ser las populares lluvias ácidas. Estos eventos se manifiestan cuando se producen reacciones químicas dentro de los procesos meteorológicos y climáticos. La lluvia ácida se basa en un suceso que en vez de llover agua, cae un ácido que puede ocasionar leves daños materiales.

Continuando de esta forma hablamos sobre los altos niveles de toxicidad en el medio ambiente. Cuando estos niveles pasan un límite pueden ocurrir mareas de muertes sobre algunas especies de seres vivos, sean animales o plantas. Por lo tanto, esto desencadena una serie de problemas a largo plazo. Siendo más específicos, se desequilibra el balance alimenticio entre los seres vivos. Al mismo tiempo, el ecosistema se ve afectado e incluso se corre el peligro de disminuir la biodiversidad de un hábitat en específico.

Por otro lado se presentan las sustancias químicas persistentes. Estas son las que se almacenan en el medio ambiente y son capaces de durar decenas de años ya que no se degradan con facilidad. Cuando se ubican estos casos, dichas sustancias químicas pueden ocasionar daños sobre los suelos de los ecosistemas e incluso afectar a las aguas.

Otras de las consecuencias de la contaminación química sobre el medio ambiente resultan ser las nieblas. Dichos casos son comunes de observar en las grandes ciudades o en las zonas industriales, siendo ejemplos en los que se acumulan niebla que dificulta el campo de visión de los seres humanos. 

No está demás mencionar que existen químicos que pueden provocar daños graves sobre la capa de ozono. De igual forma, otras de estas sustancias que no han sido manipuladas correctamente pueden ocasionar consecuencias sobre el cambio climático.

En resumen, las consecuencias de una contaminación química pueden dividirse en dos grupos distintos. El primer grupo es sobre la contaminación local, donde se ubican los daños sobre los suelos, aire, aguas y los ecosistemas. Mientras que el segundo grupo es sobre los efectos globales, teniendo como ejemplo los gases de efecto invernadero, daños sobre la capa de ozono, cambio climático y extraños sucesos meteorológicos como la lluvia ácida.

consecuencias de la contaminación química

Consecuencias sobre la salud humana

Los daños que provoca una contaminación química sobre nuestra salud llegan a considerarse sumamente peligrosos. Su motivo se debe a que estas sustancias dentro de nuestro organismo pueden generar problemas como el cáncer, alergias e incluso insuficiencia respiratoria.

Cabe destacar que también se ubican los casos de daños sobre la piel de los humanos entre estas consecuencias.

Otras de las consecuencias resulta ser las intoxicaciones de las cuales pueden depender entre ser aguas o ser crónicas. Estas intoxicaciones pueden ser causadas cuando una persona está expuesta constantemente ante la manipulación de sustancias químicas. Existen casos en que cuando se presentan altas concentraciones es capaz producir una muerte sobre la víctima.

Es importante tomar en cuenta que existen algunas sustancias que cuando entran en nuestro organismo provocan cambios genéticos y daños sobre las moléculas de ADN. Esto no solo afecta a la persona en sí, sus próximas generaciones también pueden llegar a ser afectadas por este problema.

Finalmente, una contaminación química trae como consecuencias sobre nuestra salud a largo plazo que se originen niveles de toxicidad en nuestro organismo. Esto provocaría que nuestro sistema esté mucho más inmune ante la producción de otras enfermedades que complicarían aún más la salud del individuo.

Para más información sobre el cuidado del medio ambiente, no dejes de leer lo siguientes artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *