Ir a la barra de herramientas

¿Cuáles son las energías más contaminantes? ¡Aquí la respuesta!

Si te has preguntado cuáles son las energías más contaminantes estás en el artículo indicado. Te enseñaremos todos los detalles para que a partir de este momento seas más responsable con tu consumo. ¡Súmate a las energías limpias! Los detalles a continuación.

¿Cuáles son las energías que contaminan?

Se definen como energías contaminantes, aquellas cuyo proceso a la hora de producirse, distribuirse y consumirse, representan grandes daños para el medio ambiente.

Entre estos daños, podemos destacar de los más dañinos e insostenibles para el medio ambiente es la emisión de gases del efecto invernadero. Los cuales incrementan el proceso del cambio climático, a nivel mundial, por supuesto.

Entre los gases que entran en esta lista negra podemos destacar al dióxido de carbono, los óxidos de nitrógeno, metano, clorofluorocarbonos u ozono.

Este tipo de energía normalmente se origina en la combustión de combustibles fósiles, como el carbón, petróleo, gas. Aunque no siempre es el caso, ya que en muchas ocasiones suelen ser representadas también a la energía nuclear.

Ejemplos de energías contaminantes

Entre este tipo de energías tenemos:

Gas

Aunque es considerada una energía sucia, es también una energía de transición. Y entre los combustibles fósiles, la que provoca menor contaminación. Difiriendo de otras raíces de emisiones de dióxido de carbono, como lo son el carbón o petróleo.

Sin embargo, su empleo representa una enorme problemática en relación al progreso de los distintos tipos de energías renovables.

Es importante saber que el gas natural, figura también un alto impacto ambiental. Además, de un dificultoso y elevado gasto energético. Ya que para poder depositarlo, necesita ser sometido a un proceso de compresión y licuación a bajas temperaturas.

Incluso, son necesarias una buena cantidad de obras e infraestructuras al momento de ser transportado, capaz de generar altos efectos alterados en el paisaje y ecosistema.

Así pues, existe un riesgo bastante elevado de fuga de metano. Decimos entonces que este conjunto de factores dañinos, convierten al gas en energía sucia.

Carbón y petróleo

Figuran como los mayores combustibles fósiles del planeta Tierra, siendo también de las energías contaminantes de mayor nivel en el mundo.

Emanan enormes cantidades de gases de efecto invernadero, convirtiéndose como los principales causantes de éste y del cambio climático.

No solo son causantes de la contaminación del aire, también contaminan la tierra y el agua. Agreguémosle que no son energías renovables, o sea, provienen de raíces limitadas, y por supuesto, en algún momento estarán extintas.

Es por esto que, si continuamos en el mismo ciclo, se verán agotadas y tendremos que buscar maneras energías alternativas innovadoras.

Energía nuclear

Destacamos que la energía nuclear no representa ser una energía muy sucia. Sin embargo, promueve el cambio climático a nivel mundial. Por lo tanto, no deja de ser dañina.

Se han buscado alternativas para reemplazar los combustibles fósiles, pero la energía nuclear no figura como tal candidato. Debido a sus desechos radiactivos y accidentes en plantas nucleares que a lo largo de la historia han tenido lugar.

Otro obstáculo de la energía nuclear, es que resulta ser altamente capaz de causar fugas en las plantas donde tratan con elementos extremadamente inestables y peligrosos.

Un claro e histórico ejemplo es el de las centrales nucleares como Chernóbil o Fukushima, los cuales han representado enormes desastres naturales para la historia de la humanidad y la Tierra.

La energía nuclear cuenta además con el obstáculo del proceso para almacenar los residuos, así como también que los materiales que se necesitan para ser generada son altamente escasos.

Energía hidroeléctrica

Si bien es cierto que proviene de fuentes renovables, también de energías sucias. Las presas hidroeléctricas se caracterizan por:

  • Alterar los ecosistemas.
  • Dañar las zonas agrícolas.
  • Destruir el patrimonio cultural.
  • Desplazar comunidades allí donde se asientan.
  • Reducen la calidad de las aguas y causan efectos en los ecosistemas del lugar donde habitan la flora y fauna, por esta, las especies no tienen otra opción que migrar, o se extinguen debido a que se le impide el proseguir de su ciclo vital.

Un ejemplo claro es cuando los grandes embalses le obstaculizan el paso a los salmones al río para desovar.

Son incluso, raíz emisora de gases de efecto invernadero, debido a que el proceso para construir sus depósitos emite exuberantes cantidades de metano.

¿Cuál es la fuente de energía más peligrosa?

El puesto de la fuente de energía más peligrosa del mundo y lo encabeza la energía nuclear, gracias a que no cumple ni una sola de las premisas de una fuente de energía saludable para el medio ambiente.

No solo es ineficiente económicamente, tampoco es justa a nivel social, ni es aceptable en términos del medio ambiente. Incluso, estudios afirman que ha resultado como un total fracaso en temas de economía, tecnología, medio ambiente y la sociedad.

Impactos de la energía nuclear

Ha generado graves y preocupantes daños a la salud social y del medio ambiente, claros ejemplos y ya mencionados anteriormente: el accidente de Chernóbil, el cual, expuso la enorme capacidad en la que se encuentra esta energía de causar efectos irreversibles.

En Fukushima, la radiación que se encontró en los lados de la central, llegó a superar 10 mil veces los límites legales.

Esto, causó una enorme preocupación y desespero en la isla japonesa, incluso los presentadores de la tv, reiteraban comunicados como si fueran parte de una película de horror, alertando de una catástrofe nuclear:

“Cierren las ventanas, no utilicen sistemas de ventilación y tiendan la ropa en casa”. Mientras fueron repartidas aproximadamente unas 200 mil dosis de Yodo, cuya función es proteger la glándula tiroides de los resultados radiactivos.

Promueve también a la continua producción de armas nucleares, genera desechos radiactivos que no son posibles de eliminar, liderando la lista de mayores energías contaminantes.

La energía nuclear resulta ser altamente peligrosa, la radiactividad expulsada en Chernóbil alcanzó los miles de Km, sin importarle fronteras ni propiedades, arrebatando decenas de miles de vidas, gracias a esa tragedia.

No solo arrebatando víctimas, sino que aún, ha dejado una enorme huella de afectados, una cifra que difícilmente puede estimarse.

Agregando también que las grandes y principales plantas nucleares resultan ser blanco latente de ataques terroristas.

Entre las energías contaminantes de mayor tamaño, destaca y encabeza.

Efectos de las plantas nucleares

Las grandes y principales plantas nucleares producen residuos radiactivos, con un elevado nivel de riesgo, el cual resulta permanente por docenas de miles de años, de hecho, su eliminación aún no se halla.

Las formas en las que son emanadas las grandes cantidades de radiación son de forma líquida, la cual se dirige y deposita en el mar, ríos y embalses; y de forma gaseosa, siendo dirigida y depositada en la atmósfera.

Y es que el sector que trata estas industrias, no ha podido descubrir un método seguro y efectivo para esta enorme problemática.

La radiación no se puede percibir por nuestros sentidos naturalmente, pero sí que representarán represalias y efectos negativos muy perjudiciales para nuestra salud.

¿Cuáles son las energías limpias?

La energía limpia, es aquel proceso de producción de energía que no incluye algún tipo de contaminación. Es decir, aquellas energías que no producen desechos ni residuos.

Es una energía en total proceso de desarrollo, con el objetivo de preservar el medio ambiente y reemplazar -gracias al agotamiento- otras energías como lo son el gas o el petróleo.

Aquellas que lucen ser en mayor medida seguras y confiables con relación al medio ambiente son las que consideramos como energías limpias.

Generalmente, las energías limpias utilizan la fuerza y calor de elementos naturales, en un proceso de canalización, con el fin de crear electricidad para los hogares y establecimientos creados por y para la actividad humana

Todo esto lo realizan además, ocasionando, en la medida de lo posible, el menor efecto en los ecosistemas. Esto quiere decir que hasta ahora es imposible que no se produzca ninguna consecuencia negativa.

Pero es importante diferenciar a las energías limpias de las renovables. Y es que la energía limpia emplea mecanismos provenientes de la naturaleza, como el viento y el agua.

Los mecanismos de energía limpia usados con mayor frecuencia resultan ser: la energía geotérmica, la cual emplea el calor interno de la Tierra; la energía eólica; la energía hidroeléctrica y la energía solar, comúnmente empleada en calentadores naturales de agua.

Difiere un poco el concepto de energía renovable al de energía limpia, ya que, energía renovable se refiere a un sistema energético inagotable, pudiendo ser energía limpia o no, contribuyendo a la emisión de gases del efecto invernadero o contaminarse de otra forma

Suele ocurrir entonces que, lógicamente, se confundan ambos conceptos, y esto es debido al círculo de que muchas de las energías renovables pueden resultar limpias y muchas otras limpias pueden resultar ser al mismo tiempo renovables

Más fácilmente explicado, existen fuentes de energía que poseen ambas características al mismo tiempo, especialmente la energía eólica y la energía solar, las más escuchadas y populares actualmente.

Por esto, solemos confundir ambos significados y en ocasiones usamos ambos a manera de sinónimo.

Y es que, sucede también que una fuente de energía puede ser de carácter limpia, no limpia, renovable y no renovable, todo a dependencia de su producción.

Para más información sobre las energías limpias y su importancia te dejamos el siguiente video:

Si te ha interesado este artículo, te recomendamos leer también:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *