Ir a la barra de herramientas

Ejemplos de residuos peligrosos y su manejo

Entre los grupos que residuos hay un grupo que destaca por su peligrosidad con respecto a su gestión, mejor conocidos como “residuos peligrosos”. Si quieres saber un poco más acerca de este tipo de desechos, échale un vistazo a este artículo.

¿Qué es un residuo peligroso?

Es importante resaltar que esta especie de residuos pueden ser reciclados. Sin embargo, se requiere de una gestión específica.

Pues bien, la característica de este tipo de desechos es que representan un alto peligro. Tanto para el medio ambiente como para la salud de los humanos.

Por este motivo, su gestión requiere ciertos lineamientos de seguridad. Pues, su tratamiento debe ser específico. Y con mayor cuidado al de desechos convencionales.

De este modo, los lineamientos de seguridad y manejo de residuos peligrosos van a depender de la naturaleza del mismo.

Es por esta y muchas razones más que a continuación te mostraremos una serie de ejemplos de residuos peligrosos para saber cuántos tipos de residuos peligrosos hay, con el fin de aprender a cómo clasificarlos y posteriormente gestionarlos. ¡Vamos!

Principales ejemplos de residuos peligrosos

Pilas y baterías

Este tipo de aparatos otorgan una reducida cantidad de electricidad a través de reacciones químicas ocurridas en los adentros de ellas. Debido al apoyo de un conjunto de ácidos y metales pesados, como por ejemplo el mercurio y el cadmio.

Al momento en que termina la vida útil de estos dispositivos, su presencia logra representar un peligro con respecto a la integridad del medio ambiente.

Esto debido a que en algún instante, su cobertura irá desapareciendo gracias a que se debilitará y su contenido se verá liberado hacia afuera, perjudicando así lo que esté a su alrededor.

desechos peligrosos

Aguas residuales urbanas

El grupo de la basura líquida y semisólida de las redes de cloacas en las comunidades posee materia orgánica en proceso de descomposición. Cuyo peligro se ve destinado hacia la salud e integridad del ser humano y de los animales.

Además, puede representar el origen de enfermedades perjudiciales para el bienestar del medio ambiente.

Al igual que pueden estar presentes una gran cantidad de aceites quemados sumamente reactivos, desechos químicos de detergentes y otras proporciones de sustancias críticamente contaminantes.

Desechos de plantas nucleares

Otro de los ejemplos de residuos peligrosos es el plutonio y otro tipo de materiales radiactivos de prolongada vida media. Pues, son el subproducto de las reacciones nucleares reguladas que poseen un espacio en las plantas eléctricas nucleares.

Este tipo de materiales son sumamente cancerígenos y mutagénicos. Por esta razón, es que se disponen en recipientes de plomo, el cual es el único material que puede aguantar los niveles de la radiación.

El inconveniente en estas situaciones toma lugar cuando nos damos cuenta que, estos recipientes ya anteriormente mencionados, gracias a que son de plomo, son capaces de oxidarse con una velocidad mayor.

ejemplos de residuos peligrosos

Desechos biológicos

El material médico contaminado, como lo suelen ser las batas, las jeringas y el resto de instrumentos que son utilizados en procedimientos quirúrgicos o médicos, normalmente representan el origen del desencadenamiento de infecciones virulentas.

Por lo tanto, este tipo de materiales necesitan de un tratamiento especializado y riguroso.

Además, es de suma importancia mencionar que una gran cantidad de este material pueden reciclarse luego de recibir una cantidad de radiación, los cuales quedan luego totalmente esterilizados.

No siendo el mismo caso, el resto de las cantidades de este tipo de material, los cuales son rechazados por estos procedimientos.

Aguas residuales industriales

Una extensa cantidad de grandes industrias operan con gigantescas proporciones de agua destinada para el enfriamiento y demás reacciones físicas y químicas en sus procesos de producción.

Sin embargo, cuando estos procesos han concluido, estas cantidades de aguas cuyo contenido se encuentra repleto de metales pesados y elementos tóxicos, se deposita a los ríos o mares.

Estas situaciones pueden provocar un desequilibro con respecto al pH y al resto de factores físicos y químicos en el entorno.

Residuos de pintura y solventes

Los residuos de pintura y solventes forman parte de los ejemplos de residuos peligrosos. Y es que grandes emplazamientos económicos emplean el uso de solventes elevadamente inflamables en sus tareas de pintado y repintado.

La inadecuada gestión de este tipo de sustancias puede desencadenar incendios o, en otras situaciones, su acumulación y próxima explosión.

Esto ocurre debido a que normalmente sus componentes constan de hidrocarburos altamente volátiles.

Aceites combustibles usados

Los aceites y las grasas de los medios de transporte, cocinas y otro tipo de sistemas mecánicos contienen capacidades inflamables y reactivas. Por lo que se convierten en sustancias peligrosas y altamente contaminantes.

Por fortuna, puede ser sometidos a los procedimientos de reciclaje, en cuanto a procesos de obtención de biomasa se refiere.

tipos de residuos peligrosos

Residuos de minería

Podemos destacar en este peldaño a la minería ilegal, la cual sobresale del conjunto en que se encuentra.

Un ejemplo muy claro de este caso son los garimpeiros en la Amazonia, cuyas sustancias son aplicadas en la detección del oro que posteriormente termina en los ríos, al igual que el Mercurio.

Diversas comunidades humanas han sido envenenadas por la toxicidad de este y otro tipo de metales presentes en los ríos y lagos. La cual se origina también por el consumo de animales acuáticos quiénes también hayan padecido la contaminación previa a la ingesta.

Gases tóxicos industriales

Una extensa lista de tareas a niveles industriales produce proporciones gigantescas de gases tóxicos, relacionados con factores altamente letales como por ejemplo el arsénico, el cloro, o el cianuro.

Estos tipos de gases tóxicos son expulsados hacia la atmósfera, donde un grupo de ellos promueven el deterioro de la capa de ozono, y el resto contaminan las nubes, provocando así la llamada lluvia ácida o lluvia tóxica.

Gases sofocantes

En otro sentido, una gran cantidad de industrias utilizan o subproducen gases que no representan niveles de toxicidad ni un peligro propiamente dicho, como por ejemplo, los gases inertes.

Sin embargo, en proporciones sin control, pueden retirar el oxígeno del aire y sofocar la vida animal próxima. Por este motivo, se necesita una gestión rigurosa y especial.

Vidrio y otros cristales

El vidrio es un material cuyo uso se emplea en muchísimas ocasiones, y aunque su nivel de peligro no suele ser tan elevado, puede representar cierto grado de riesgo a la hora de ser desechado de manera inadecuada.

El vidrio puede actuar como lente de enfoque para los rayos de la luz del sol y como consecuencia provocar un incendio. Grandes cantidades de hectáreas forestales son consumidas al año gracias a este tipo de situaciones en gran medida prevenibles.

Clasificación

Residuos peligrosos corrosivos

Nos referimos a un tipo de desechos peligrosos que representan cierto nivel de peligro para las superficies, ya que se encuentran en alta capacidad para corroerlas al momento en que estas dos entran en contacto.

Muy comúnmente lo integran los residuos compuestos de manera más específica por ácidos.

Residuos peligrosos por reactividad química

En este peldaño nos referimos a un conjunto de desechos peligrosos que, al igual que la situación ya anteriormente mencionada, se encuentra en capacidad de corroer las superficies con las que entren en contacto, de hecho, pueden hasta explotar.

Son residuos que, por sí mismos, no altamente peligrosos, sin embargo, pueden llegar a serlo si consiguen reacciones con otros tipos de sustancias, como por ejemplo, el oxígeno.

Residuos peligrosos explosivos

En este caso se refieren a residuos que, al igual que su nombre lo señala, pueden llegar a ser explosivos si no son tratados de la manera más adecuada.

Residuos peligrosos inflamables

Son residuos que son altamente sensibles al calor, por lo tanto, podrían acabar por incendiarse de una manera bastante sencilla.

Residuos peligrosos tóxicos

Se tratan de residuos, los cuales, sus niveles de riesgo se originan de la toxicidad con respecto a la salud, y pueden ser orgánicos o inorgánicos.

Residuos peligrosos radioactivos

En este último peldaño hablamos de residuos, los cuales, sus niveles de riesgo son causados por sus grados de radiación.

Manejo

Cuando nos referimos al manejo especial de residuos peligrosos, se debe tomar muy en cuenta una gran cantidad de elementos y factores.

Primeramente, estos procedimientos solo pueden llevarlos a cabo aquellos quienes posean la formación y aprendizaje adecuados para tales fines. Esta es la manera más adecuada de prevenir accidentes desencadenados por una gestión carente de responsabilidad y ética.

Seguidamente, pues, es sumamente importante destacar que el manejo de los residuos peligrosos se necesita que sea llevado a cabo con los instrumentos y materiales requeridos. De esta manera, destacamos el uso adecuado de vestimenta y herramientas que se deben usar.

Y ultimadamente, debemos señalar que cada residuo peligroso cuenta con una manera determinada de ser gestionado, factor que queda concretado por los protocolos de gestión convenientes a cada situación.

Así que para cada tipo de residuos peligrosos existen un protocolo de gestión, de acuerdo a su naturaleza, destinación, entre otros factores, debido a que, por ejemplo, no es lo mismo gestionar material radiactivo a material tóxico orgánico.

Para más información sobre residuos peligrosos no dejes de ver este video:

Para conocer más sobre sostenibilidad y cuidado del medio ambiente, te recomendamos esta lectura:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *