Ir a la barra de herramientas

Tipos de plástico: usos, reciclaje y más contaminantes

Es indispensable conocer todos los tipos de plástico, ya que esto puede marcar una gran diferencia al momento de optimizar su reciclaje. Pues, para nadie es un secreto que este material está presente en una variedad de líneas de producción. Sin embargo, su clasificación se divide en siete tipos. ¡Te contamos los detalle!

7 principales tipos de plástico

Actualmente, podemos encontrar distintos tipos de plástico según sus usos y aplicaciones. Aunque este material conlleva un impacto severo en el medio ambiente, de acuerdo a su clasificación algunos pueden ser más fáciles de reciclar.

Cabe destacar que el reciclaje de plástico es una de las tareas de mayor compromiso en la actualidad. Pues, cada año toneladas de este material inundan los océanos. Y lejos de desaparecer, se convierte en microplásticos, los cuales son capaces de ingresar incluso en la cadena alimenticia humana.

Ahora bien, para que el plástico pueda ser utilizado se transforma según las necesidades del fabricante. Por ende, su composición suele cambiar. Por tal motivo, es posible identificar diferentes tipos de plásticos con niveles de toxicidad diferentes.

PET (tereftalato de polietileno)

Este tipo de plástico se considera óptimo para el reciclaje. Destaca por tener un alto nivel de transparencia. De modo que usualmente se puede encontrar en la fabricación de botellas de agua.

Algunas de sus principales características son:

  • Resistencia
  • Mayor compatibilidad con otros materiales
  • Reciclable
  • Ligero
  • Impermeable
  • Uso seguro para contacto con alimentos

En primer lugar, se utiliza para fabricar envases de alimentos. Sin embargo, una vez que se recicla se destina a la fabricación de fibras textiles.

Según las estadísticas, este tipo de plástico puede tardar hasta 1000 años en descomponerse.

botellas de plástico

PEAD o HDPE (polietileno de alta densidad)

Este suele ser el tipo de plástico más utilizado a nivel industrial. A diferencia del anterior, su composición lo hace más opaco y capaz de resistir ante altas temperaturas.

Dado que es más resistente, su uso se emplea para la fabricación de botellas de productos de limpieza. Gracias a su versatilidad, suele estar presente como envase de una variedad de artículos. Por ejemplo, juguetes, muebles, cajas, entre otros.

Igualmente, puede ser reciclado en contenedores. Aunque, debido a su resistencia se le puede otorgar distintos usos para su reutilización.

Entre sus cualidades más destacadas podemos mencionar:

  • Mayor resistencia para procesos químicos o térmicos
  • Dureza y solidez ante impactos
  • Impermeable
  • Resistente al agua y ciertos disolventes.

fábrica con tipos de plástico

PVC (policloruro de vinilo)

A diferencia de los anteriores, este es un tipo de plástico difícil de reciclar. Incluso, según muchos expertos, este es uno de los más tóxicos. Su composición viene dada por cloro, carbono, sal, petróleo y gas.

Entre sus características podemos mencionar mayor resistencia, durabilidad, alta tolerancia al fuego y permeabilidad. Por este motivo, se emplea en la fabricación de calzado, productos médicos, tarjetas de crédito, pieles sintéticas, tuberías, cables, e incluso en diversos materiales de construcción.

Entre sus características más resaltantes se encuentra:

  • Puede adoptar mayor rigidez o flexibilidad según su método de producción
  • Mayor resistencia a la abrasión y diferentes tipos de impactos
  • Resistencia a la corrosión
  • Resistencia térmica

Por otro lado, es un tipo de plástico difícil de reciclar, ya que este procedimiento solo es posible con maquinarias industriales.

materiales en diferentes tipos de plastico

LDPE o PEBD (polietileno de baja densidad)

Destaca por ser un tipo de plástico de alta elasticidad, durabilidad y transparencia. A su vez, se genera a través de gas natural. Por lo que su uso se destina a la fabricación de bolsas plásticas.

De igual manera, suele ser un tipo de plástico fácil de reciclar. Sin embargo, el resultado de este proceso solo se puede destinar a productos similares. Por ejemplo, para fabricar nuevamente bolsas de plástico.

PP (polipropileno)

Es un tipo de plástico con elevada resistencia al calor. Sin embargo, se distingue de los demás por su poca flexibilidad. Por este motivo, su uso se destina a la fabricación de tapas de envases, artículos de cocina y una variedad de recipientes. De igual forma, se puede someter al reciclaje.

En definitiva, su cualidad más destacada es la resistencia. Por lo tanto, este tipo de plástico resiste ante:

  • Uso
  • Agentes químicos
  • Calor
  • Detergentes

PS (poliestireno)

Gracias a su característica aislante, se convierte en el tipo de plástico predilecto para la fabricación de materiales de construcción. Sin embargo, esto se considera un problema en su reciclaje. Pues, para ello debe someterse a complejos procedimientos a través del calor.

Este tipo de plástico se divide a su vez en cuatro:

  • PS cristal
  • PS de alto impacto
  • PS expandido
  • PS extrusionado

Otros plásticos

Hay ciertos tipos de plásticos de los cuales se desconoce su composición. Generalmente, porque presentan propiedades mixtas de los tipos mencionados anteriormente. Esto se convierte en un impedimento para el proceso de reciclaje. Por lo que se consideran uno de los tipos más contaminantes.

Un ejemplo de estos son el plástico de discos compactos, platos resistentes al microondas, envases de embutidos, entre otros.

Procesos de reciclaje

Según el tipo de plástico, se debe someter a un proceso específico para su reciclaje. Por ejemplo:

  • Reciclaje mecánico: En este caso, el material se corta en pequeños trozos. Suele ser el primer paso para procesos posteriores.
  • Reciclaje químico: El material se somete al calor para degradarlo y convertirlo en otros tipos de plástico.
  • Reciclaje energético: Como su nombre lo indica, el plástico se destina al aprovechamiento energético.

Impacto de los tipos de plástico

Los problemas relacionados al plástico tienen que ver con su modelo de uso y fabricación. En primer lugar, este es un material que tiene su origen en derivados químicos de hidrocarburos. Adicional a ello, los productos elaborados en plástico se destinan como artículos de un solo uso, en la mayoría de los casos.

En este sentido, la producción desmedida de este material ha ocasionado severas consecuencias para el medio ambiente. Pues bien, sus cualidades se convierten en un problema para la naturaleza, debido a que no se degrada fácilmente.

Incluso, una vez que el plástico se degrada, se convierte microplástico. El cual representa otro problema para la vida marina. Se trata de pequeñas partículas de este material del tamaño de un grano de arroz. Las cuales pueden llegar hasta la cadena alimenticia humana.

A todo esto, hay que mencionar el severo problema en el uso y reciclaje del plástico. De hecho, se estima que cada año ingresa en el mar un aproximado de 4 millones de toneladas de residuos plásticos. Sin duda, es una cifra que puede aumentar sin una correcta gestión.

Para conocer más sobre los tipos de plástico, no dejes de ver el siguiente video:

Si este artículo fue de tu interés, te recomendamos los siguientes posts:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *