Ir a la barra de herramientas

15 consejos para vivir de forma sostenible

Vivir de forma sostenible es posible, aunque no lo parezca, son las pequeñas decisiones que tomamos día a día las que pueden marcar una gran diferencia en el rumbo del planeta. Desde nuestros hábitos de consumo, hasta en la forma de vestirnos, alimentarnos, trabajar o ir de un lugar a otro. La buena noticia, es que adoptar un estilo de vida sustentable es mucho más sencillo de lo que parece. ¡Descubre a continuación los mejores consejos!

¿Cómo podemos vivir de forma sostenible?

Vivir de forma sostenible tiene que ver con generar el menor impacto posible para el medio ambiente, pues bien, para nadie es un secreto que lo que consumimos en nuestros hogares tiene repercusiones directas en los ecosistemas, causando pérdida irremediable.

Ahora bien, según reciente artículo de National Geographic, bajo la iniciativa de Planet Possible, da a conocer los siguientes 15 consejos para vivir de forma más sostenible:

Compra de manera responsable

Según dicho artículo, la salud del planeta depende de nuestro consumo, ya que al no utilizar los recursos de forma moderada, se generan casi dos tercios de residuos de toda la materia prima que se extrae de la naturaleza. Por este motivo, el futuro depende de una economía circular donde se optimice el uso de los recursos y se recicle constantemente.

Ahora bien, como consumidor, debes adoptar la tarea de comprar menos, es decir, lo que realmente sea necesario. A su vez, es necesario adoptar la filosofía de reciclar, reutilizar y reusar. De este modo, tendrás el poder de darle una segunda vida útil a todo lo que sea posible, antes de que termine por convertirse en un agente contaminante de la naturaleza.

Entonces, si quieres tener una vida ecológica, antes de comprar deberías plantearte las siguientes preguntas, por ejemplo, ¿cuánto ha viajado ese artículo hasta llegar a donde estás?, ¿cuántos materiales se requieren para su envasado?, ¿es un producto que tiene producción local?, ¿podría reciclarse luego? En definitiva, estas preguntas podrían hacer de tu compra, una decisión acertada para el cuidado del medio ambiente.

Aliméntate de plantas

Según el cineasta Kip Andersen, productor de los documentales medioambientales Cowspiracy y Seaspiracy, citado por National Geographic, cada año se cría y matan más de 80 000 millones de animales, lo cual significa un gran coste para el medio ambiente, en primer lugar por el terreno necesario para criar y cultivar su pienso, además por todo el consumo y contaminación del agua, deforestación y extinción de la fauna.

Por este motivo, una dieta alimenticia basada en plantas favorece a la conservación del ambiente, ya que además de proteger la vida animal, se reduce el elevado coste de la producción de carne y su respectiva huella ecológica.

consejos para una vida ecológica

Cámbiate a energía renovable

Las energías verdes, o también conocidas como energías renovables, son la mejor alternativa de consumo de electricidad responsable con el medio ambiente. La buena noticia es que cada vez son más las compañías que ofrecen este servicio, específicamente, la posibilidad de instalar placas solares en los hogares.

Ahora bien, si no tienes la posibilidad, puedes gestionar tu consumo de forma eficiente, bien sea con la ayuda de un contador o vigilar el uso que le das a la energía.

Dile adiós al plástico

De acuerdo a la misma publicación de National Geographic, se producen 300 millones de toneladas de plástico cada año, lo que equivale aproximadamente al peso de la población mundial. Anudado a esto, tan solo un 9% de estos residuos son reciclados, por lo que la gran mayoría acaba por convertirse en los principales contaminantes de ríos, mares o vertederos.

Ahora bien, la solución a esta crisis no se centra en el proceso de reciclaje, ya que Jo Ruxton, fundadora de Ocean Generation, según National Geographic, explica que “Cada vez que el plástico atraviesa el sistema, se recicla con cada vez menos calidad hasta que finalmente no puede reciclarse y se quema o se entierra”. Por lo tanto, la alternativa más sostenible es decirle, de manera definitiva, adiós al plástico, al hacer uso de artículos reutilizables como bolsas, botellas de agua, cubiertos, pajitas, envases de alimentos y más.

estilo de vida sustentable

Limpia de forma sostenible

Los productos de limpieza mantienen en su composición químicos altamente tóxicos, los cuales no son solo perjudiciales para la salud de los humanos, sino que resultan nocivos para el medio ambiente. Por este motivo, para vivir de forma sostenible es fundamental optar por alternativas naturales, por ejemplo, bicarbonato o vinagre, los cuales se han comprobado que aportan gran efectividad al momento de limpiar grasa.

A su vez, el envase de estos productos termina por convertirse en los principales residuos que contaminan al medio ambiente. Por ello, es fundamental optar por alternativas reutilizables o paquetes biodegradables.

Belleza de forma sostenible

Actualmente, son muchas las marcas que se esfuerzan por traer al mercado productos de belleza, bien sea cosméticos, aseo o maquillaje, respetuosos con el medio ambiente. Sin duda, son la mejor alternativa al momento de comprar de forma sostenible. Pues garantizan desde productos orgánicos hasta envases biodegradables.

No más papel

Para vivir de forma sostenible debes evitar el papel a toda costa. La buena noticia es que la tecnología permite reducir en gran medida la correspondencia por papel, publicidad, anuncios, entre otros.

Además, no debes olvidar aprovecha al máximo el papel que tengas a tu alcance, bien sea imprimiendo por ambos lados o reutilizándolo para otros usos.

hábitos ecológicos en casa

Súmate a la movilidad sostenible

La movilidad eléctrica es una de las principales estrategias sostenibles, por este motivo, muchos gobiernos están llevando a cabo planes para poner fin a la utilización de vehículos de combustión, los cuales representan una de las principales causas de contaminación en el medio ambiente.

Por ejemplo, según National Geographic, el gobierno de España anunció su propósito de poner en marcha una nueva edición del Plan MOVES 2021, el cual fija su compromiso con la movilidad eléctrica, con el fin de detener la comercialización de vehículos con emisiones de CO2.

Ten una oficina ecológica

El nuevo contexto mundial ha impuesto el trabajo desde casa, para ello, se pueden adoptar distintas prácticas sostenibles como reutilizar muebles para crear tu propia oficina, reemplazar los sistemas de archivado por copias de seguridad digitales, reutilizar papel cada vez que sea posible, utilizar bombillas led, invertir en una regleta inteligente y sacar mayor provecho de la luz natural.

Otro hábito importante que contribuye con el medio ambiente se trata de utilizar el navegador Ecosia, el cual planta árboles por cada búsqueda que realices. La buena noticia es que es gratuito y funciona de manera muy similar a los buscadores más reconocidos.

Defiende a la fauna silvestre

Actualmente, las poblaciones mundiales de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces han sufrido considerables descensos de hasta dos tercios en menos de medio siglo. Por este motivo, es importante hacer eco de esta problemática al apoyar organizaciones y peticiones de forma pacífica, pues bien, solo con tu firma podrás darle voz a aquellos que no tienen y, de esta forma, salvar el destino de millones de animales.

Solo basta con seguir las actividades de los principales defensores animales y apoyar cada campaña de justicia para miles de especies y ecosistemas naturales. A su vez, puedes invitar cada vez a más personas que se unan a esta valiosa causa.

Practica plogging

Esta es una actividad que hace referencia a las palabras suecas jogga y plocka upp, las cuales significan correo y recoger. Por lo tanto, es una combinación de ejercicio o actividad física que tiene como propósito recoger basura. Actualmente, está cobrando impulso como un incentivo de conservación al medio ambiente, ideal para limpiar playas, montañas, incluso, tu propio vecindario.

En definitiva, es una excelente actividad con beneficios para tu salud y la de medio ambiente. Puedes acompañar esta iniciativa con una campaña en tus propias redes sociales, con el fin de sumar a más personas a correr y recoger.

Reduce tus residuos electrónicos

En definitiva, cada año son mayores los avances de la tecnología y, con ello, los residuos que esta industria genera. Pues bien, la cultura de usar y tirar, especialmente en equipos tecnológicos, ha significado severas consecuencias para el medio ambiente, según la fuente de National Geographic, en el año 2019 se produjo 53,6 millones de toneladas métricas de residuos únicamente en aparatos electrónicos.

Ahora bien, de esta cifra tan solo un poco más de 17% se reclicó, mientras que el resto se convirtió en una severa amenaza para los ecosistemas.

Si no quieres que la mayoría de tus electrdomésticos terminen en vertederos, lo ideal es invertir en marcas que garanticen la mejor calidad, garantía extendida, repuestos disponibles y con ayuda del mantenimiento que puedas proporcionar, seguramente, tus equipos durarán mucho más de lo estimado.

¡Aprovecha tu jardín! Cultiva tus propios alimentos

Bien sea que tengas un gran jardín, una pequeña terraza o tan solo unos metros de espacio exterior, es una excelente oportunidad para cultivar tus propios alimentos de forma orgánica, sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Incluso, si eres amante de las flores, este espacio se puede convertir en un refugio de la fauna, plantando especies autóctonas.

vivir de forma sostenible

Sigue las tendencias de moda sostenible

De acuerdo a la fuentes de National Geographic, cada año se producen más de mil millones de prendas de ropa a nivel mundial y, adicional a ello, se pierden alrededor de 412 millones de euros debido a la ropa usada que no se recicla.

De esta forma, las tendencias actuales de consumo indican que para el año 2050 la industria de la moda utilizará una cuarta parte del presupuesto de carbono mundial. Por lo tanto, renunciar a la “moda rápida” es una de las principales acciones sostenibles para frenar la crisis ambiental.

Entonces, si quieres ser parte de la solución solo debes compartir, arreglar, donar, vender o reciclar tu ropa. De esta forma, podrás extender su vida útil y, con ello, reducir la huella de carbono que trae consigo la industria de la moda.

Aprende cada vez más sobre el medio ambiente

En defintiva, la crisis climática no depende de una única solución, es por ello que aprender sobre cada uno de los problemas es un hábito sostenible. Pues bien, solo de esta forma es posible tomar las decisiones más acertadas sobre tu alimentación, consumo y estilo de vida.

A continuación, puedes encontrar más hábitos para un estilo de vida sustentable en este video:

Además, puedes aprender mucho más sobre vivir de forma sostenible en los siguientes artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *